Danny Salamanca, RIII de Pediatría U EL Bosque, Comité Editorial GNP


La ingesta de alcohol durante el embarazo tiene efectos nocivos para el feto y por esto, las recomendaciones tienen alto nivel de evidencia para prohibir su uso durante la gestación.  

Sin embargo, durante la lactancia existen creencias como la de que “tomar alcohol promueve la producción de leche, relaja a las madres y mejora el sueño de los lactantes”. De ahí la importancia que en las consultas se hagan recomendaciones sobre el tema.

Dentro de los efectos adversos del alcohol en la madre lactante, se destaca la inhibición de la oxitocina (HORMONA RELACIONADA CON LA SINTESIS Y SECRECION DE LA LECHE MATERNA), se altera el reflejo de eyección de la leche que puede explicar la reducción en la producción de leche hasta en un 20%, dentro de las 4 horas posterior a la ingesta del alcohol. También, se ha asociado la ingesta de alcohol con una menor duración de la lactancia materna.

El alcohol pasa libremente a la leche materna (LM), encontrándose concentraciones más altas de alcohol dentro de los 30-60 minutos posterior a la ingesta.

Diana Alejandra Cortes Paez,  RIII  De Pediatria, U El Bosque, Comité Editorial GNP

El agua es esencial para la vida. En lactantes y en niñ@s, el agua constituye el 70% de su peso corporal, disminuyendo hacia el 60% con la edad.

¿Cuáles son las funciones del agua?

El agua desempeña diversas funciones dentro del organismo, entre ellas:
-Promover la actividad de todas las células
-Conformar parte de la estructura de órganos y tejidos (pulmones, sangre, intestinos, cerebro, corazón, ojos, etc)
-Transporte de sustancias (electrolitos, hormonas, enzimas)
-Lubricación de articulaciones

Dra. Eyleen Natalia Silva, RIII Pediatría U El Bosque, Comité Editorial GNP

El desayuno es la comida más importante del día. Sin embargo, cada vez más niños la convierten en un refrigerio furtivo o frugal…o peor aún, lo “saltan”.

Hoy en día, es cada vez más notorio que niños y adolescentes no desayunan. Son diversas las razones que se esgrimen detrás de esta conducta. En los más pequeños puede suceder que les brindan teteros abundantes y obviamente, esto les quita el apetito para la hora del desayuno… O simplemente….niños y adolescentes manifiestan que no tienen apetito, la falta de tiempo, carecen del hábito de desayunar todos en la casa, los más grandecitos creen que evitando desayunar o comer…pierden peso, entre otras.

En la actualidad, la causa más frecuente es la falta de tiempo, dada la vorágine en que vivimos, especialmente en las grandes ciudades, acosados por los horarios y por el tráfico. Los papás trabajan y están apurados por salir a cumplir con sus obligaciones y el desayuno ya no es una oportunidad para compartir el comienzo del día, sino un OBSTACULO PARA SALIR DE LA CASA!

No siempre la apariencia es reflejo de la salud real.  Los invitamos a leer este documento publicado en el periódico El Tiempo,  Para ver el texto completo haga click aquí

Participación de la Dra.Silvana Dadán

Información publicada en http://www.eltiempo.com

Los suplementos nutricionales se utilizan para casos específicos y como apoyo para el tratamiento. No son una herramienta única o la “panacea” para el abordaje de niños con ciertos trastornos. Los invitamos a leer este documento publicado en el periódico El Tiempo. Para ver el texto completo haga click aquí

Participación de la Dra.Silvana Dadán

Información publicada en http://www.eltiempo.com

La indigestión, llamada médicamente dispepsia, se caracteriza por la sensación indefinida de malestar en la parte superior del abdomen (entre el ombligo y la parte inferior del esternón) que acontece durante una comida o después de comer... Para ver el texto completo haga click aquí

Participación de la Dra.Silvana Dadán

Información publicada en http://www.abcdelbebe.com

Comité Editorial GNP

Cuando el bebé que toma leche materna se diagnostica con “intolerancia a algún carbohidrato” como la  lactosa o la sacarosa, el consumo materno de esos alimentos NO AFECTA, la presencia de esos azúcares en la leche materna ni define la intolerancia que tiene el niño/a.
Si el bebé tiene el diagnóstico de INTOLERANCIA A LOS AZUCARES y solo recibe leche materna, este diagnóstico NO SE RELACIONA con la alimentación que tiene la madre.

Las células del organismo, y en particular, la glándula mamaria, SON CAPACES de producir diferentes azúcares (carbohidratos), como la lactosa o la glucosa, porque tienen las enzimas necesarias para hacerlo. Esta producción de carbohidratos es independiente del consumo de alimentos-fuente de azucares, como azúcar de mesa, panela, miel, leche, yogur, frutas, vegetales y harinas.

Aún en el caso extremo de que la mamá comiera solo proteínas, NORMALMENTE, el 60% de las proteínas, se usan para formar carbohidratos que son combustibles fundamentales para la mayoría de las células, particularmente para el cerebro.
Por lo anterior, la práctica de suspender la lactosa u otros azúcares en la alimentación de la madre que amamanta un bebé con intolerancia a la lactosa u otros azúcares NO TIENE FUNDAMENTO.  

Si desea leer más sobre el tema, puede mirar:
1.     Newburg DS. Glycobiology of human milk. Biochem Biokhimii͡a. 2013;78(7):771-785. doi:10.1134/S0006297913070092.

 Dra. Christine Arango Slingsby, RIII de Pediatría, Universidad El Bosque, Comité Editorial GNP

Las vitaminas son nutrientes que se necesitan en pequeñas cantidades, muy mínimas, y deben ser provistas por la alimentación ya que el organismo no las puede formar…salvo algunas excepciones por parte de la flora intestinal. Por ello se las denomina “esenciales”. Resultan indispensables porque intervienen en múltiples reacciones “clave” para el metabolismo y, asimismo, algunas de ellas cumplen con funciones antioxidantes, limpiando sustancias tóxicas y “minimizando” el impacto de la oxidación en el organismo, participan en la visión, el desarrollo de los huesos, entre otras.

Las vitaminas se clasifican de acuerdo con su solubilidad (disolución en sustancias o líquidos) en vitaminas liposolubles, que son solubles en grasa y que se almacenan en el organismo y por otro lado, en hidrosolubles, cuya denominación se debe a que son solubles en agua, por lo que se disuelven fácilmente cuando los alimentos se hierven o cocinan en medios líquidos y se eliminan por la orina.

Las vitaminas liposolubles son: A, D, E y K.

Vitamina A. Entre sus funciones figuran su participación en la visión y en el correcto desarrollo de los huesos, la integridad de mucosas y piel, la respuesta de las defensas (inmunidad) así como el crecimiento. Se puede ingerir en alimentos de color amarillo-anaranjado como hígado, yema de huevo, leche enriquecida. Además, los carotenos, que son convertidos en vitamina A en el intestino, están en vegetales y frutas, amarillo anaranjados y de hoja, verde oscuro, como zanahorias, ahuyama, tomate, vegetales de hoja verde como espinaca o acelga, mango, papaya, melón, durazno, guayaba, entre otros.

larComité Editorial GNP

Las bebidas con base en vegetales como arroz, soya, almendras…son BEBIDAS…no son leches ni fórmulas infantiles.

No reemplazan a la leche materna ni a la fórmula infantil y son muy pobres en términos de vitaminas, minerales, proteínas.

Estas bebidas están al alcance de todo público y en ocasiones son indicadas por profesionales de la salud.
Las mal denominadas “leches” de vegetales como arroz, almendras, coco, soya o de avellanas… no son “leches ni fórmulas infantiles”, son “bebidas”, fuentes de “carbohidratos-azúcares” con bajo contenido de nutrientes como vitaminas y minerales, proteínas de bajo valor biológico….es decir, no pueden ser bien utilizadas por el organismo.

Opuesto a la creencia popular….estas bebidas NO REEMPLAZAN a la leche materna ni a las fórmulas infantiles, cuando la leche materna no es factible. Tampoco sirven para la prevención o el tratamiento de alergia.

Por el contrario, su implementación en el menor de 2 años, puede promover la desnutrición, hipoalbuminemia, anemia, osteoporosis y complicaciones más graves que incluso, pueden determinar la hospitalización del niño.

En resumen, estas bebidas ricas en azúcar, cuyas proteínas no responden a las necesidades del niño/a en crecimiento, no están enriquecidas con vitaminas y minerales y además, contienen algunas “sustancias” que obstaculizan la DISPONIBILIDAD DE NUTRIENTES a nivel del intestino, y por tanto, impactan negativamente en el crecimiento, especialmente en la formación ósea y por ende, en la talla, sobre la formación de los glóbulos rojos, entre muchos aspectos que se pueden mencionar.

Puede leer más en
Koletzko  S,  y cols. “Diagnostic Approach and Management of Cow’s-Milk Protein Allergy in Infants and Children: ESPGHAN GI Committee Practical Guidelines”.  J Pediatric Gastroenterol Nut 2012; 55: 221–229.
Le Louer B, et al. Conse´quences nutritionnelles de l’utilisation de boissons ve´ge´tales inadapte´es chez les nourrissons de moins d’un an (Severe nutritional deficiencies in young infants with inappropriate plant milk consumption). Archives de Pe´diatrie 2014; 21: 483-488.

ninotvComité Editorial GNP

En los últimos años, las tabletas electrónicas, los jueguitos, el computador y el televisor han reemplazado al fútbol, las escondidas, el lazo, el básquet, los juegos en el parque…entre otras.

Este cambio ha colaborado con el retraso del lenguaje y del desarrollo psicomotor en los niños, pero primordialmente, con una vida más sendentaria coadyuvante de múltiples comorbilidades como obesidad y enfermedades cardiovasculares, que rápidamente se erigen a más temprana edad.

En el 2011, un estudio evaluó la relación entre la presencia del televisor en el cuarto y horas dedicadas a la tv, frente a la adiposidad abdominal, visceral, reserva grasa total así como riesgo cardiometabólico en niños y adolescentes. Se reunieron 369 niños y adolescentes de ambos géneros, de 5 a 18 años de edad, a quienes se valoró circunferencia abdominal, tensión arterial, perfil lipídico, glicemia, reserva grasa por densitometría ósea, adiposidad visceral y abdominal por resonancia magnética nuclear. Se concluyó que la presencia del televisor en el cuarto se relacionaba con mayor aumento de la adiposidad abdominal, reserva grasa total, riesgo cardiometabólico e hipertrigliceridemia. Asimismo, el tiempo dedicado a mirar tv, 5 horas ó más, se asoció con mayor adiposidad visceral.

Como padres, cuidadores, educadores y profesionales de la salud debemos orientar e insistir en el “retorno” al ejercicio y diversión con “actividad” por lo menos una hora diaria, tal como lo señala la Academia Americana de Pediatría (AAP) y permitir como máximo 2 horas al día de actividades de “pantalla”.

La asociación de una alimentación saludable con la actividad física adecuada favorece un menor riesgo de patologías prevenibles.

Para leer más, puede revisar Staiano A, et al. “Television, Adiposity, and Cardiometabolic Risk in Children and Adolescents”. Am J Prev Med. 2013; 44(1): 40–47.

Dra Marisol Sánchez Palacio, Residente III Pediatría Universidad El Bosque -Comité Editorial GNP

 El primero y el segundo año de vida son trascendentales para el desarrollo de hábitos alimentarios saludables, y en ese sentido, papás, familia y cuidadores son los principales promotores y responsables.

 Algunos consejos básicos en este proceso de enseñanza que implica la alimentación diferente a la “leche” son:

 1. La premisa fundamental para comenzar con la alimentación diferente es la “madurez” neuromotora del niño, el niño/a es capaz de sostenerse, sostener su cabecita, su tronco, abrir la boca, entre otras.

2. Ambiente de alimentación: La alimentación se debe realizar en el comedor, con su loza, sin distracciones como Ipad, música, juegos, tv, entre otras.
3. En la medida que vamos avanzando con la alimentación, debe irse desmontando el biberón como tal.
4. La leche (materna o fórmula) constituirá solo parte de la alimentación (entre el 75 y el 50 %), ya no será la “reina” de la alimentación del niño/a.
5. Es fundamental involucrar al niño en el proceso de alimentación, teniendo en cuenta los sentidos, tacto, vista, olfato y gusto, para favorecer que él/ella los conozca, los acepte e incorpore. SE AMIGUE!
6. Permitir que el niño toque y se unte con los alimentos, intente llevárselos a la boca. SIEMPRE CON UN ADULTO JUNTO A EL/ELLA.
7. EVITAR QUE LA ALIMENTACION SEA MONOTONA…!
8. Brindarle una alimentación variada, integrando progresivamente diferentes alimentos, colores y sabores.
9. Aunque el niño/a no tenga “dientes”, esto no impide avanzar en la alimentación y con texturas.
10. Debe fomentarse la “masticación”, aunque solo parezca un masajeo con encías tal como el movimiento que hace un camello o una llama al comer…
11. La higiene de los alimentos y preparaciones, de la vajilla, de las manitos del bebé, son un aspecto clave para evitar enfermedades relacionadas con los alimentos.

Puede leer más sobre el tema en  Ortiz, H. Nueva clasificación de los desórdenes alimentarios.  Precop Programa de educación continuada, Sociedad Colombiana de Pediatría. 2011; 10 (4): 44-58.