Intolerancia al Gluten: Que tan frecuente? - Wilson Daza MD from ACNC on Vimeo.

 

Comité Editorial GNP

El síndrome postenteritis es una de las causas predisponentes para la diarrea persistente. La persistencia del evento se relaciona con lesiones en la mucosa intestinal, que generan a su vez, alteraciones digestivas secundarias. Asimismo, se describen desórdenes en la motilidad intestinal, sobrecrecimiento bacteriano, disminución de las secreciones pancreáticas y desórdenes inmunológicos, que activan el sistema inmunitario local, entre otros.


Factores de riesgo

 Si bien no se conoce la patogénesis exacta, se han involucrado muchos factores predisponentes, entre ellos:


- Edad: el grupo de mayor riesgo parece ser el de lactantes menores de un año, particularmente, si tienen antecedentes de desnutrición y/o de infecciones a repetición.

 - Estado nutricional: se ha encontrado asociación entre desnutrición y diarrea persistente. Entre otras, por la incapacidad de regenerar la mucosa intestinal después de un episodio agudo. También, se ha descrito asociación con el déficit de oligoelementos como el zinc.

 - Alimentación: Durante el evento de diarrea, el ayuno, la falta, prohibición o disminución de la leche materna, la introducción precoz de leche de vaca sin modificar, dietas restrictivas en cantidad y calidad y/o, la introducción de nuevos alimentos durante los episodios de diarrea, podrían predisponer a la alteración de la mucosa y perpetuar el evento.

Comité Editorial GNP

El síndrome postenteritis, también denominado síndrome post gastroenteritis o diarrea persistente post-entérica, hace referencia a la persistencia de la diarrea luego de un episodio agudo de gastroenteritis.

Este síndrome puede ser una de las causas que prolongan la diarrea y la convierten en una diarrea persistente, es decir, una diarrea que dura más de 2 semanas y es secundaria al agente infeccioso y/o a alteraciones funcionales y estructurales del tracto gastrointestinal.

El síndrome postenteritis tanto como la diarrea persistente se caracterizan por la inflamación de la mucosa intestinal y el daño variable de la vellosidad, que pueden conllevar a su atrofia, deficiencia de las disacaridasas, aumento en la permeabilidad intestinal y/o sobrecrecimiento bacteriano.

Los episodios de diarrea prolongados y recurrentes, frecuentemente, originan falla en el medro con especial impacto sobre el peso. La desnutrición secundaria, a su vez, predispone a episodios recurrentes de diarrea persistente, creando un círculo vicioso de diarrea – malnutrición – diarrea. Lo anterior, determina a la vez, un aumento en la mortalidad, que es el impacto más evidente en países en desarrollo.

Esta situación, como se comentó, está condicionada en parte por el impacto de la inflamación y de la alteración en la mucosa intestinal, pero además, por la restricción de alimentos particularmente los nutritivos, y la introducción de bebidas y alimentos de bajo valor nutricional, como caldos, sopas y jugos, por parte de los cuidadores y/o profesionales de la salud.

Diferentes estudios prospectivos y retrospectivos en el mundo muestran que del 3% al 20% de los episodios de diarrea aguda en niños menores de 5 años, se tornan persistentes. En el estudio de la IPS Gastronutriped del 2013, se observó que la prevalencia es del 6%. La mayoría de los pacientes son del género masculino, procedentes del área urbana y el 50% son lactantes mayores, con una edad promedio de 18 meses. En el estudio previo, en GNP, para el 2012, la edad media de presentación fue de 26.3 meses (2 años 2 meses), con predominio en el grupo de lactantes y preescolares.


Referencias
Uribe C, Daza W, Dadán S. “Caracterización de una población con síndrome postgastroenteritis que asiste a una Unidad de gastroenterología, hepatología y nutrición pediátrica en Bogotá, estudio descriptivo retrospectivo”. Trabajo de grado para optar al Título de Subespecialista en Gastroenterología pediátrica. Enero 2014; Bogotá, Colombia.

Daza W, Dadán S, Minotta S, Bravo D. Síndrome posenteritis. Programa de educación continuada en Pediatría. 2012; 11(3).

WHO. Diarrhoeal Diseases Control Programme - Persistent diarrhoea in children in developing countries. Report of a WHO. Meeting Bull WHO 1988: 66: 709- 717.

Oprea V, Ciomaga I, Burlea. Epidemiological events in the postenteritis syndrome in children. Medical Interventions. 2011; 1:18-23.

Comité Editorial GNP

La “leche de almendras”, no es “leche”, es una bebida con base en almendras y no reemplaza las fórmulas infantiles en los menores de 2 años de edad. Por su composición,  puede generar deficiencias nutricionales e impactar negativamente en el crecimiento.


“Bebidas industriales o caseras elaborados con soya, arroz, almendra, coco, o  castaña son denominadas inapropiadamente '' leches.” En realidad, son bebidas. Resultan inadecuados para satisfacer los requerimientos de proteínas y nutrientes del niño/a y por tanto, no son una opción para cubrir nutrientes y apoyar en el crecimiento del niño. Por el contrario, pueden conllevar a desnutrición y afectación en la talla”.

Koletzko  S,  y cols. “Diagnostic Approach and Management of Cow’s-Milk Protein Allergy in Infants and Children: ESPGHAN GI Committee Practical Guidelines”.  J Pediatric Gastroenterol Nut 2012; 55: 221–229

Comité Editorial GNP

Adaptado de: Evidence-based Guidelines from ESPGHAN and NASPGHAN for Helicobacter pylori Infection in Children. J Pediatric Gastroenterol Nut.  2011; 53: 230–243.

RECOMEDACION 15


En los niños que están infectados con Helicobacter pylori y que tienen un familiar de primer grado con cáncer gástrico, se puede instaurar tratamiento.

Comité Editorial GNP

Adaptado de: Evidence-based Guidelines from ESPGHAN and NASPGHAN for Helicobacter Pylori Infection in Children. J Pediatric Gastroenterol Nut.  2011; 53: 230–243.

RECOMENDACIÓN 8


El Test de ureasa marcada con carbono 13 (13C) es un examen no invasivo, fiable, para determinar si el Helicobacter Pylori fue  erradicado.


El Test de ureasa marcada con carbono 13 tiene alta exactitud, sensibilidad y especificidad. Este test debe realizarse en ayunas, porque la actividad de la ureasa de las bacterias disminuye rápidamente con el aumento del pH gástrico. Los falsos positivos pueden ocurrir en niños pequeños por una distribución más baja del volumen del trazador y una tasa diferente de producción de CO2.

Comité Editorial GNP

Adaptado de: Evidence-based Guidelines from ESPGHAN and NASPGHAN for Helicobacter Pylori Infection in Children. J Pediatric Gastroenterol Nut  2011;53: 230–243

La infección por Helicobacter Pylori es distinta en los adultos frente a los niños. Lo anterior,  debido a las diferencias en prevalencia, la tasa de complicaciones, la ausencia casi total de neoplasias gástricas, los problemas con pruebas diagnósticas y medicamentos, y una tasa mayor de resistencia a los antibióticos.  

En las siguientes secciones se describirán, por partes,  las recomendaciones implementadas en 2011 por la Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica (ESPGHAN)  y la Sociedad Norte Americana de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica  (NASPGHAN)  para la infección por Helicobacter Pylori en niños.

RECOMENDACIÓN 1


El objetivo principal de la investigación clínica  de los síntomas gastrointestinales es  determinar la causa subyacente y no únicamente la presencia de Helicobacter Pylori.

Actualizacion2

Después de revisar el conocimiento científico y las prácticas clínicas se consolida una posición que resume la evidencia de los efectos de salud de la alimentación complementaria.

Ver más información

TENGA EN CUENTA QUE...
Los síntomas gastrointestinales son una causa frecuente de consulta pediátrica y su etiología puede ser orgánica o funcional. Son más frecuentes las enfermedades gastrointestinales funcionales que las orgánicas en pediatría.
 
Ver más información...

Comité Editorial GNP

Resumen y traducción de: J Clin Gastroenterol 2008; 42: S104-S108.

Estas recomendaciones se hacen teniendo en cuenta las evidencias presentadas en el Workshop de Avances en el uso clínico de los probióticos realizado en la Universidad de Yale en Noviembre 2007.

Las recomendaciones presentadas corresponden a una actualización de las recomendaciones del año 2005 y a una extensión de uso en otras áreas clínicas.

Recientemente la página web del Capítulo de Neumología Pediátrica de Chile acaba de publicar el primer informe del Registro Colombiano de Fibrosis Quística, relacionado con el perfil de los pacientes que padecen Fibrosis Quística en Colombia.

Ver aquí artículo completo