Así mismo, el uso indiscriminado de antibióticos, a edades tempranas (menores de 1 año), aumenta hasta dos (2) veces el riesgo de padecer enfermedad celiaca en niños con el factor genético asociado. Además, la vía del parto es clave en la configuración de la microbiota intestinal. Se ha encontrado asociación positiva entre el parto por cesárea electiva y la presencia de enfermedad celiaca.


Cuándo, cómo y con qué ritmo se introducen los alimentos complementarios, también puede influir en la expresión o no de la enfermedad, especialmente con relación a la modificación de la integridad de la mucosa intestinal y de la microbiota.

La Microbiota intestinal es uno de los intermediarios más importantes en la definición de la salud y enfermedad del ser humano. La microbiota intestinal se conforma en los primeros años de vida y madura alrededor de los 2 a 3 años de edad, edad en la que se adquiere un perfil similar al del adulto. Por tanto, es fundamental “cuidarla” y minimizar las noxas que puedan afectarle negativamente.

En este sentido, algunos autores sugieren que si la persona conserva una buena microbiota en la edad adulta y llega a un estado de balance inmunitario positivo, es posible que no desarrolle enfermedad celiaca, independiente que exista el factor genético predisponente, tal como se describe en el artículo “Gut microbiota and risk of developing celiac disease”, publicado el año 2016.

Con lo anteriormente expresado, es factible destacar que la exposición al gluten NO ES LA UNICA noxa desencadenante de la expresión de la enfermedad o entidades asociadas, sino que otras circunstancias medioambientales pueden convertirse en moduladores mucho más potentes.

Figura n.1. Esquema representativo de factores que influyen sobre la microbiota intestinal y consecuentemente, favorecen el desarrollo de Enfermedad Celíaca.

microbiota-gastroenterologo pediatra
Basado en: Gut microbiota and risk of developing celiac disease. J Clin Gastroenterol 2016; 50 (Supp. 2): S148–S152.


Para leer más sobre el tema, puede mirar

Cenit, M; Codoner – Franch, P. Gut microbiota and risk of developing celiac disease. J Clin Gastroenterol 2016; 50 (Supp. 2): S148–S152.